sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

Los utilitarios y las muerte de seis mujeres en Coppel

logo con foto columna     Dos fechas se disipan en la conciencia de los altos directivos de Almacenes Coppel, pero millones de mexicanos, y en especial los sinaloenses, las tienen bien presentes, principalmente cuando hay procesos electorales.

          Primero, aquella epístola chocarrera:

          La carta fue fechada el 6 de marzo de 2006, pero fue escrita en borrador el 23 de febrero de 2006, según su autor, Enrique Coppel Luken. Estaba dirigida “a todos los empleados – 25 mil - de la empresa Coppel”.

          Fue una invitación persuasiva para que acudieran a votar “libremente” por todos los candidatos del PAN, a la presidencia de la república, a senadores y diputados federales.

           En la misiva – muy extensa, por cierto -,  se incitaba a los empleados a que convencieran a tres clientes, tres amigos y tres parientes, para sumar 250 mil votos en favor de Felipe Calderón Hinojosa, “por ser el más capaz… por su calidad humana y moral… y porque podría desempeñar exitosamente el puesto de presidente de México”

            Y en el mensaje, se reprochaba a los políticos del PRI porque “siempre han visto los puestos públicos como un botín al que tienen derecho y se hacen ricos… Y se advertía que el candidato del PRD sería un peligro para México.

            Felipe Calderón Hinojosa fue presidente de México (2006-2012), pero no hay certeza si la carta escrita por Enrique Coppel Luken, dirigida a sus 25 mil empleados, contribuyó a esa elección.

           Pero “haiga sido como haiga sido” (dixit), lo cierto es que el máximo directivo de Almacenes Coppel – que tienen ventas por más de 80 mil millones de pesos al año – es un utilitario de la política mexicana, y como tal, se desarrolla ahora (2021) con toda impudicia, procacidad  y oprobio en Sinaloa.

           Desde el momento en que el PRI destapó a Mario Zamora Gastelum, como candidato a la gubernatura de Sinaloa, Enrique se apersonó en los primeros planos del tricolor para aclamar al postulado. Y desde entonces, opina, sugiere e impone a incondicionales para cargos políticos y administrativos del gobierno

           Y ahora, ya no son solamente los panistas los más capaces para gobernar. Ahora, Enrique Coppel,  ya no cuestiona a los priistas “que han visto los puestos públicos como botín”. Ahora, se suma, también, a los colores izquierdistas del PRD Y lo más indignante es ver a los militantes genuinos de éstos partidos, sumisos y pusilánimes, desplazados de los cargos rectores de su partido.

            La carta de aquel 2006 en que Enrique Coppel invitaba a votar por los candidatos del PAN,  “por ser los más capaces, por su calidad humana y moral para desempeñar exitosamente los destinos del país”, ha resurgido ahora, pero con el agregado de Heriberto Félix Guerra, ex secretario de Desarrollo Social en el gobierno presidencial de Felipe Calderón Hinojosa, y hasta del mismísimo Manuel Clouthier Carrillo, quienes durante años han injuriado al PRI, calificándolo de los más corrupto que hay en el país.

            La tragedia:

            La fecha 9 de noviembre de 2010, seis  empleadas de Almacenes Coppel, murieron en un incendio de una bodega de la empresa, en pleno centro de Culiacán. El fuego consumió tres pisos del almacén, de las 9 a las 12 de la noche; las mujeres murieron quemadas y  asfixiadas porque no había salidas de emergencia y las puertas principales estaban cerradas con grueso candados, por fuera. Las empleadas dejaron 9 huérfanos

            Fue durante el gobierno de Jesús Aguilar Padilla – simpatizante del candidato del PRI, Mario Zamora -. Las Autoridades de Procuración de Justicia (Marco Antonio Higuera Gómez) y el delegado de la Secretaría de Trabajo (Germán Díaz Malacón), informaron que de acuerdo a investigaciones, las condiciones en que labora el personal en las 42 tiendas Coppel de Culiacán tenían irregularidades en rutas de evacuación y salidas de emergencia.

            A las familias les ofrecieron indemnizaciones, vivienda y apoyos económicos con la condición de que se desistieran de la acción penal. Lo cual se cumplió después de varios meses de negociaciones.

            Al final, las autoridades impusieron una multa de un millón 170 mil pesos por las irregularidades de la tienda que se incendió.

Por eso, como expuso Félix Guerra en su mensaje virtual a los empresarios de Sinaloa: “tenemos que cuidarnos entre nosotros mismos, si no acaban con nosotros

            (La misiva de Coppel a los empleados puede consultarse en Internet en el siguiente enlace: http://nerepezlo.blogspot.mx/2006/03/carta-de-enrique-coppel.html ) Si es que tiene paciencia para leerla toda.