sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

Los "arrepentidos" de AMLO

logo con foto columnaA ver a ver. No se hagan bolas – como dijera el clásico - ¿por qué tanta alharaca por las manifestaciones anti AMLO realizadas el sábado pasado en17 entidades de la república mexicana?

            Se habla de arrepentidos de haber votado por Andrés Manuel López Obrador en julio de 2018. O de inconformes con la forma de gobernar del tabasqueño. O de plano, de ciudadanos que, simple y llanamente, aborrecen al personaje que hoy despacha en el Palacio Nacional.

            Desde que asumió la presidencia de la república – de enero de 2019 a mayo de 2020 -, López Obrador ha sufrido una merma de aprobación de su gobierno de un 23 por ciento, según información de medios de comunicación que el tabasqueño considera “conservadores” o “adversarios” (Mitosky, El Financiero, El Economista, The Economist, entre otros).

            Las encuestas de esos medios indican que la aprobación máxima al presidente en enero de 2019 fue del 83 por ciento. Y las más recientes (31 de mayo de 2020), revelan que la anuencia es del 60 por ciento (verifiquen los datos publicados ayer lunes).

            Si consideramos esos fundamentos tenemos que AMLO registra entre 7 y 19 millones de ciudadanos “inconformes” con su manera de gobernar,  o “arrepentidos” de haber votado por él.

           Vayamos por partes – como dijera Jack el  Destripador –

            Para darnos una idea de cuántos son los “inconformes” o  los “arrepentidos” consideremos tres factores elementales: el padrón electoral de 2018 que fue de 89.3 millones de  ciudadanos; la participación en las urnas que fue de 56.6 millones de votantes, y los resultados finales, de acuerdo a información oficial del Instituto Nacional Electoral (INE).  AMLO obtuvo 30.1 millones de votos.

            Tomemos en cuenta el padrón electoral, en números cerrados de 89 millones de mexicanos. Si al principio de su gobierno AMLO tenía una aprobación del 83 por ciento de ese censo (encuestas de Mitosky, El Economista y El Financiero), quiere decir que lo certificaban 73.8 millones de ciudadanos empadronados.

            Pero, como ha sufrido una merma del 23 por ciento de preferencias, pues tendría una inconformidad de 19 millones de mexicanos, de los registrados en el IFE.

            Si se toma en cuenta la participación ciudadana. Votaron 56.6 millones de electores. AMLO obtuvo 30.1 millones de votos. Ricardo Anaya recibió 12.6 millones; Antonio Meade alcanzó 9.2 millones y Jaime Rodríguez 2.9 millones. El presidente inició con una aprobación del 83 por ciento, equivalente a 46.9 millones de personas que participaron en las urnas.

            Pero, como ha sufrido un descenso de aprobación del 23 por ciento, AMLO perdió en su anuencia gubernamental 13 millones de los que votaron en julio del 2018. Éstos podrían considerarse como los “inconformes”.

            Finalmente, si consideramos, solamente los 30 millones de votos que obtuvo López Obrador  y que haya  sufrido el  23 por ciento  de “arrepentidos“ que sufragaron por él, pues habría perdido 6.9 millones de votantes. Con lo cual seguirían aprobándolo 23 millones de ciudadanos que lo favorecieron en  las urnas.

            En consecuencia – como decía un ex gobernador obrero de Sinaloa -, AMLO sigue teniendo una mayoría aprobatoria, pues su más cercano competidor en la elección presidencial (el panista Ricardo Anaya), obtuvo 12 millones de votos, mientras que el priista José Antonio Meade, apenas alcanzó 9 millones de sufragios.

            Los que hicieron marchas en sus flamantes automóviles y camionetas ¿sumarían 12 millones de panistas, o al menos los 9 millones de priistas? Dudo que ni siquiera participaron los 2 millones que votaron por “el Bronco”.

            Pero, bueno, sigan manifestándose, los vehículos no votan, para eso están las urnas. (1° de junio 2020)