sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

Pugna y desafíos por la postulación de Rocha Moya

logo con foto columna           Por ser el partido en el Poder Nacional, muchos estaban a la expectativa del que sería el candidato de MORENA al gobierno de Sinaloa. Y en cuanto surgió, oficialmente, el nombre de *Rubén Rocha Moya*, algunos lo festejaron, otros lo ensalzaron, también saltaron sus detractores y los inconformes. Y ya desde ahora aparecen los utilitarios que  esperan subirse al tren de la campaña para luego pugnar por un cargo en el gobierno estatal.

            Pero, esto apenas empieza. Faltan seis meses (157 días, a partir de mañana) para que haya un ganador en las urnas.

            Al momento, la mayoría de los partidos políticos registrados en el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa (IEES), tienen, prácticamente, definidos los candidatos a la gubernatura del Estado:

            MORENA a Rubén Rocha Moya (posiblemente con el apoyo del Partido del Trabajo (PT) el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Encuentro Solidario (PES).

            MC (Movimiento Ciudadano) a Sergio Torres Félix (de última hora podría aparecer otro nombre)

            PAN-PRI-PRD tácitamente con Juan Alfonso Mejía López.

            PAS (Partido Sinaloense) Héctor Melesio Cuén Ojeda (iría sólo, porque no admite otro candidato que no sea él, en caso de una alianza).

            Quedan pendientes dos partidos: Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México. (Analizan si se suman al candidato de MORENA o postulan uno propio).

            Hoy, ninguno puede afirmar que ganará la elección, pues durante 23 semanas, habrá fuertes enfrentamientos verbales, duelos en redes sociales, golpes bajos, fuego amigo y todo lo que permita o ignore el árbitro electoral (IEES).

            Ya desde ayer mismo, tres horas después de darse a conocer la candidatura de Rocha Moya, empezaron a “sonar la cazuela” dos de los inconformes que se habían registrado a la artificiosa encuesta que había anunciado el dirigente de MORENA, Mario Delgado.

            El transforme de Gerardo Vargas Landeros, tuiteó: *“se rompieron los principios del partido MORENA… Mario Delgado cometió un atraco a los sinaloenses designando a Rocha Moya sin el soporte de la gente que me dio el primer lugar en todas las encuestas nacionales…los sinaloenses me eligieron a mí de candidato…y reto a Delgado a mostrar las encuestas donde se apoya para la designación tramposa de Rocha…estoy analizando mis opciones legales y políticas”*  (¡Uuuy qué miedo!).

            Por su parte, Luís Guillermo “El Químico” Benítez Torres, emitió un mensaje a los militantes y simpatizantes de MORENA a través de un video.

            Dijo: *“…estamos viviendo momentos decisivos para Sinaloa y para su futuro. Soy parte de este movimiento, desde cuando serlo era motivo de burlas, de escarnio y de persecución, por quienes ahora gobiernan (supongo que se refiere a Quirino Ordaz Coppel y su conjunto), y que, por cierto, hoy buscan abanderar la postulación de nuestro partido…No hay cosa más absurda que eso…sé que ganamos las encuestas, pero me queda muy claro que no están respetando mis derechos…voy a luchar, como lo hizo en su momento, el actual presidente de México, ante las injusticias, buscaré evitar que el viejo PRI, que aún no muere, siga afectando a Sinaloa…MORENA-partido se queda corto ante el proyecto transformador de un gran líder como es el presidente López Obrador…la militancia merece respeto, de tal forma, que mañana (jueves), voy a dar a conocer acciones ¡contundentes! Para detener la traición que se hace al pueblo de Sinaloa.*

            ¡Y eso que todavía no inicia la campaña! 

            ¿Qué será cuando se den a conocer los elementos del equipo de campaña de los candidatos?

            ¿O cuando se conozcan los postulantes a presidentes municipales y a diputados?

             ¿O cuando se realicen los debates abiertos que disponga el IEES?

            Así que, estimados utilitarios, aprontados y agoreros atrabiliarios de la política, no precipiten sus festejos ni auguren una chamba en el gobierno sinaloense. Esperen, al menos hasta el 6 de junio. ¡Y quién sabe!