sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

Servilismo periodístico en tiempos electorales

Más tardó el gerente del PRI, Enrique Ochoa Reza <Clavillazo> en anunciar su renuncia a 258 millones de pesos que le otorga el INE para que se destinen a los damnificados, que los zalameros, adulones y serviles – Alemán, Marín y Ciro, entre otros - en tenderse a sus pies para ensalzar la presunta bondad del partido tricolor.

Y en Sinaloa, más tardó el diputado Víctor Antonio Corrales Burgueño, en tocar la campanita para asumir la presidencia del Congreso del Estado de Sinaloa, que los súbditos del Partido Sinaloense (PAS) – porros, aviadores y comentaristas pueblerinos de prensa – en lisonjear al ex rector de la UAS y arremeter contra el diputado del PAN, Roberto Cruz Castro.

Y ni a cuál irle de lamedores. No disimulan ni una grafía para ensalzar a sus cabecillas gansteriles de la política (es un decir, de la política, porque se despliegan y viven de ella).

Recontemos las informaciones de las últimas semanas. Los aduladores de Ochoa Reza <clavillazo> se volcaban en cuestionamientos contra los opositores del PRI. En medios impresos, electrónicos y digitales relataron noticias de los daños de los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Las entidades que sufrieron daños mayores, según información oficial, fueron Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos, Guerrero, Tlaxcala y la Ciudad de México. Sin embargo, en el Estado de México, la zona oriente, desde Chalco, Ixtapaluca, Ciudad Neza, hasta Amecameca, Tlalmanalco y Ozumba, en los límites con el estado de Puebla, cientos de casas y comercios, así como sus templos religiosos de la época colonial, sufrieron detrimentos en sus construcciones.

Ah, pero en las notas y columnas periodísticas, no se mencionan esas regiones, porque no aparece Alfredo del Mazo Maza, simple y llanamente, porque el proceso electoral ya concluyó y él ya es gobernador. Le importa un comino la desgracia de los miles de habitantes de esos municipios, al fin ya les repartió su tarjeta rosa en la campaña.

Y como los serviles comunicadores están más ocupados en la divulgación de lo haga el PRI y su dirigente y en exhibir cuanto error encuentren de los opositores, pues que se jodan los mexiquenses damnificados del oriente del estado de México.

Recordemos que en 2018 habrá elecciones,  para el PRI es importante recuperar su imagen deteriorada en la Ciudad de México, en Guerrero, Morelos, Puebla donde gobiernan PRD y PAN.

Y en el caso de Sinaloa, fue cosa de que un miembro del PAS-UAS asumiera el control del Congreso del Estado, para que se desbordaran los ánimos uaseños en el recinto parlamentario. Así será los próximos meses hasta la elección de julio. Primero, porque buscarán un espacio en las candidaturas senatoriales para el cabecilla Cuén, de aquí a fin de año. Y después, para tratar de posicionarlo electoralmente.

En conclusión, tendremos unos meses de arcada periodística, derivada de la zalamería proveniente de los pueriles comentaristas de la política.

Afortunadamente, tenemos la opción del PRS (Partido de las Redes Sociales, como lo bautizó Francisco Arizmendi) y dos que tres columnistas sensatos. Sólo faltará que las inconformidades se vean reflejadas en las urnas el próximo mes de julio.