sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

En 2018, rescate de la política mexicana de los escombros

Los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017 no sólo colapsaron la Ciudad de México y varios estados del centro y sur del país, sino que también cimbraron el sistema político mexicano de tal forma que los partidos políticos fueron sacados de los escombros de la damnificada democracia mexicana para una posible reconstrucción en el 2018

La sociedad civil fue, otra vez, la que inició la redención política al ponerse a la vanguardia de las acciones consecutivas de la tragedia, dando un ejemplo de solidaridad que estremeció a los países más alejados de México.

            Así es que los partidos políticos no deben pararse el cuello ni hacer caravana con sombrero ajeno, porque ni el PRI, ni el PAN, ni MORENA, ni el PRD, ni mucho menos el Instituto Nacional Electoral (INE), han sido virtuosos en ésta acción conmovedora de cientos de miles de mexicanos.

            Ciertamente, el PRI-Gobierno ha propuesto una reforma constitucional para que se aplique en 2018.  Entre otras cosas plantea eliminar los recursos públicos a los partidos políticos (6 mil 800 millones de pesos en números redondos); y la eliminación de los diputados y senadores plurinominales (que cuestan 11 mil 600 MDP). Y que ese dinero se destine a las familias damnificadas por los sismos de septiembre.

            Muy buena la idea, nada más que Don PRI-Gobierno debe aclarar que todo ese dinero no proviene ni de los políticos, ni de los gobernantes, ni de los funcionarios, sino que son billetes de los contribuyentes que puntualmente pagan sus impuestos.

            Por otro lado, la reyerta que han armado por demostrar quién fue el primero en proponer la reducción o eliminación de gasto electoral no debe centrarse en los dirigentes de partido, sino debe acreditarse a los más de tres millones de mexicanos apartidistas que emitieron su reproche a través de su firma en www.change.org con 526 peticiones diferentes para la reasignación presupuestal de los organismos electorales (hasta el 22 de septiembre se había reportado que México había creado el pico más grande de tráfico en la historia de www.change.org por lo del terremoto).

            Pero, en todo caso, ¿por qué el PRI no propone reducir, también el suntuoso presupuesto de los vilipendiados organismos electorales, como el Instituto Nacional Electoral INE), el Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE) y, la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) que tienen un gasto programado para el 2018 de casi 30 mil millones de pesos?

            El presupuesto no sólo es exuberante, sino ofensivo en estos momentos de tragedia terrenal, pues de acuerdo al portal del INE, en los detalles de los más de 8 mil MDP para el 2018, resalta que 802 MDP son para “compensación al personal por el proceso electoral”; 520 millones para renta de vehículos, 72 millones para lavandería, 42 millones para renta de inmuebles y 357 millones para basificar a 357 empleados del TRIFE, entre otros gastos que se antojan superfluos.

            Por otra parte, los sueldos mensuales de los consejeros y empleados de los organismos electorales (258 mil, el más alto, hasta 12 mil el más bajo) son insultantes y agraviantes para los millones de obreros que apenas ganan el salario mínimo.

            Además, cada vez hay más partidos políticos  parásitos y oportunistas. En los últimos tres sexenios el peculio que les han dado es el siguiente:

            Año  2000     3,064 millones de pesos

            Año  2006     4,171  MDP

            Año  2012     5,142  MDP

            Año  2014     3,925 MDP

            Año  2015     5,199 MDP

            Año  2016     3,953  MDP

            Año 2017      4,059  MDP

            Año 2018      6,800  MDP

            Los críticos del sistema político mexicano en el extranjero, señalan que NINGUN PAÍS GASTA TANTO EN POLÍTICA Y ELECCIONES, COMO MEXICO.

            Si, son aceptables las propuestas para reasignar el presupuesto electoral, pero todo gracias a la sociedad civil que una vez más mueve la conciencia de los mexicanos. Ahora sólo falta que también razonen su voto para rescatar al país de los escombros que nos ha dejado el PRI en 72 años de existencia.

Para consultar el historial del INE a Partidos Políticos de 1997 a 2017 ver:

http://portalanterior.ine.mx/archivos3/portal/historico/recursos/IFE-v2/DEPPP/PartidosPoliticosyFinanciamiento/DEPPP-financiamiento/financiamientopublicopartidosnacionales/financiamiento-publico-97-17.pdf

PARTIDO

2000

2006

2012

2017

 

2018

 

PRI

921

1,226

1,644

1,043

1,689

PAN

692

1,129

1,299

791

1,281

PRD

656

722

690

477

 

PT

217

275

361

   

PVEM

   

478

   

MORENA

     

400

649

Convergencia

272

       

Nueva Alianza

82

 

352

   

Social Dem.

80