sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

logo con foto columna-Pero van a ver cuándo aprenda política – advirtió Héctor Melesio Cuén Ojeda ante los reporteros que se congregaron en su restaurante para recabar sus sentimientos por haber sido destituido de la Secretaría de salud.

 -Aprendí en los seis meses que estuve en el gobierno, - agregó – pero me falta aprender más. Salí más fortalecido y mantengo mi proyecto para el 2024 y 2027.

 Se notaba tranquilo, pues ¡cómo no! Si regresaba a su hábitat protagónico, rodeado de sus reporteros seguidores en su restaurante, como solía hacerlo cuando era dirigente oficial del Partido Sinaloense (PAS), y buscaba cargos de elección popular.

 Lo cuestionaban sobre sus controversias con el gobernador Rubén Rocha Moya, de la relación con sus compañeros de gabinete, de un posible rompimiento del PAS con Morena y, por supuesto de las denuncias que había presentado contra el periodista Luís Enrique Ramírez Ramos y la colaboradora de opinión del Debate de Culiacán, Teresa Guerra Ochoa.

  Dijo que nunca se sintió ninguneado ni humillado y que siempre mantuvo buena voluntad con el gobernador y los secretarios. Incluso, afirmó que se acercó la amistad con Tere Guerra. Y en los últimos meses Luís Enrique le dedicó buenos comentarios y hasta buenos deseos en fin de año.

  -Si había algunos miembros del gabinete que no me querían – aseguró Cuén – pero no tiene caso dar nombres. Les deseo que les vaya bien.

  Sin embargo, luego comentó que el secretario general de Gobierno, Enrique Inzunza Cázarez y el particular, Alejandro Higuera Osuna, visitaron a los alcaldes y diputados provenientes del PAS para que renunciaran a éste partido y se incorporaran a Morena. Les ofrecieron algunos beneficios, aseguró.

 Respecto a las denuncias que se refirieron en el oficio girado por el gobernador, como argumento para destituirlo como secretario de Salud, Cuén Ojeda afirmó que lo platicó con el mismo Rocha para explicarle que el caso de Luís Enrique había sido retirada la denuncia el 7 de septiembre de 2016, el mismo año en que se presentó.

 Y en lo que respecta a la denuncia contra la colaboradora del Debate, Guerra Ochoa, dijo que como había una contra demanda, no se había cerrado el caso.

  Consideró que su salida del gobierno, si es un golpe a su partido el PAS, pero aseveró que sale más fortalecido. Lo que no mata me fortalece, dijo.

  En reiteradas respuestas afirmó que la alianza del PAS con Morena fue un acuerdo que se estableció en México y no en Sinaloa, mencionando a Mario Delgado y Citlali Hernández, dirigentes morenistas, con quienes se estableció el acuerdo.

 Y por más que los reporteros le insistieron en sus interrogantes para que Cuén respondiera con algún reproche negativo hacia el gobernador, el ahora ex secretario de Salud no cayó en el garlito y siempre ofreció su amistad a Rocha Moya y sus parabienes en el gobierno.

Por su parte, el dirigente estatal de MORENA en Sinaloa, Manuel de Jesús Guerrero Verdugo, afirmó que no hay ningún convenio electoral con el PAS y pidió a Cuén Ojeda que sea congruente que siga por su rumbo y nosotros, por el otro.

Indicó que en política hay desencuentros y con Cuén Ojeda hubo coincidencias, pero dice una cosa y luego otra, que no muestra congruencia y no se puede caminar juntos.

Expresó que MORENA sigue abierto al diálogo porque es un partido político democrático, incluyente que cuando hace acuerdos se tienen qué hacer en consonancia. No queremos que en los hechos hagan otra cosa.

En tanto, el gobernador Rubén Rocha Moya, declaró que no hubo ningún motivo político para que saliera Cuén Ojeda de Salud, sino que fue un compromiso que hizo con los medios de comunicación para que los funcionarios tengan un comportamiento ante la sociedad.

Señaló que no despedirá a más elementos del PAS que están en su administración pública. Sin embargo esta mañana presentaron su renuncia el subsecretario de Salud y los directores que fueron iniciaron labores con Cuén Ojeda en la dependencia.

Respecto al acuerdo que señala Cuén, el gobernador comentó que fue un acuerdo electoral que se cumplió 8 diputados locales y 5 presidencias municipales. El PAS, por sí sólo, no hubiera logrado nada.