sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

Culiacán y otras ciudades / los agentes de tránsito /

Dicen que las comparaciones no son buenas para nadie

sobre todo cuando se trata del comportamiento de las personas

porque se puede caer en el perfeccionismo o aplicar un sentido

de inferioridad o en último de los casos de superioridad.

Sin embargo, amigos radioescuchas, creo que comparar la ciudad

donde radicamos, con otra ciudad, fuera de Sinaloa o del país,

muchas veces resulta positivo porque nos permite valorar

nuestra historia local, nuestra cultura, nuestra gastronomía,

nuestras costumbres, nuestro comportamiento, en fin

toda nuestra idiosincrasia.

Comento esto, porque seguramente aquellos que salieron a vacacionar

a otra ciudad, habrán observado alguna diferencia o habrán hecho

alguna comparación con su lugar de origen.

Por ejemplo, si viajaron en vehiculo se habrán percatado

que en otras ciudades, los agentes de tránsito tratan de diferente manera

a los conductores. Unos más agresivos, otros más atentos.

en casi todas las ciudades, los agentes están bien pendientes

de que el conductor lleve puesto su cinturón de seguridad,

que los niños no viajen en los asientos delanteros

que el vehiculo tenga visibles sus luces

y que funcionen adecuadamente.

y por supuesto, que el vehiculo tenga visible

su calcomanía, su placas y en algunos casos, su verificación.

Si comete alguna infracción, los agentes lo detienen y lo primero que hacen es sacar

un ejemplar de la Ley de Tránsito del Estado y le muestran el artículo que usted,

atrevido conductor, ha violado en su paso por esa ciudad.

Si le falta un foco trasero al vehiculo, le muestran el tabulador

de la sanción económica correspondiente y ya depende de usted

si se arregla con el uniformado, es decir si le da la clásica mordida,

o recoge el documento de la infracción para pagarla en oficinas recaudadoras.

Es una de tantas comparaciones que usted, paseante radioescucha,

puede hacer cuando viaje a otra ciudad.

Quise comentar esto de los agentes de tránsito y los conductores

porque aquí en Sinaloa, creo que la mayoría de los que manejan un vehiculo

desconocen la Ley de Transito y Transportes y me atrevo a decir

que muchos agentes de Vialidad también desconocen los 288 artículos

más los transitorios, divididos en 17 capítulos de que consta la legislación vial.

Y es por ello que prolifera la corrupción, porque el conductor

que desconoce la ley prefiere dar la clásica mordida que ser infraccionado,

cuando le sale más barato pagar la multa en la oficina recaudadora.

pues ha de saber usted, imprudente conductor,

que las sanciones mínimas, de acuerdo a la ley,

no deben ser menos de un salario mínimo, que en Sinaloa

es de 61 pesos, ni máximo de 30 salarios mínimos,

que sería algo así como mil 800 pesos.

Es sólo una de las cientos de comparaciones que podemos hacer

cuando viajamos a otra ciudad.

Ojalá que cuando usted transite por la república

reflexione y valore las costumbres de cada región

y transmita nuestras tradiciones, pero también

copie lo bueno de otras regiones. ¿No cree usted?