baner-futbol-lacancha

Dorados de Sinaloa

México a la final: dramático triunfo 3-2

 

La selección mexicana sub 17 jugará la final contra Uruguay en el Campeonato Mundial Sub 17 este domingo en el estadio Azteca, luego de vencer en dramático partido, a su similar de Alemania por 3-2 con un soberbio gol de Julio Gómez, m_gomez_julio_300x300el número 8 en la playera verde, quien regresó al partido vendado de la cabeza, despues de haber sufrido una herida cortante de casi 10 centímetros. Gomez anotó el gol del triunfo con media tijera para que el balón se incrustara a la izquierda del portero teutón.

Es la primera vez en la historia del futbol mexicana , que una selección, de cualquier categoría, vence a los alemanes en un campeonato mundial.

Gomez, quien pertenece  al club Pachuca y que ya es observado por visores del club Barcelona, de España, habia adelantado a los verdes al minuto tres con un gol de cabeza-hombro.

Samid  Yesil empató diez minutos despues con una jugada por el centro y asi se fueron al descanso,.

En el segundo tiempo, Alemania se puso en ventaja al minuto 60 con gol de Emre Can, quien entró otra vez por el centro de la defensa y todo parecía que Alemania dejaría en el camino a los juveniles mexicanos,

Pero sacaron la casta con apoyo del público que abarrotó el estadio de Torreón y al minutojulio-gomez-anoto-para-mexico-0 80 Jorge Espiricueta mandó un tiro de esquina, el balón cayó curveado hacia el poste contrario del portero alemán; un defensa trató de despejar, mientras Julio Gomez trató de anidar el balón.  Ambos jugadores chocaron sus cabezas, pero el mexicano sacó la mayor parte, cortado del occipital que le produjo sangrado abundante.

El balón siguió su curso, pegó en el poste y se anidó en la portería, para decretar el empate a dos goles.

Se vislumbraba la serie de penaltys.

Gomez fue atendido fuera de la cancha, vendado de toda la cebza, el doctor le impedía jugar, pero el muchacho se armó de valor y pidió ingresar al campo. Faltan unos minutos para finalar el partido.

Fue revisado por el árbitro y éste le autorizó jugar. Gomez se fue a la banda, tuvo la primera oportunidad en el área, pero cedió el balón a Gonzalez, quien tiró cruzado. Olia a gol

Llegó el minuto noventa, vino otro tiro de esquina,  al área chica,  el balón rebotó entre cabezas  de mexicanos y alemanes  y fue a dar  a donde Gomez estaba de espalda, se lanzó de chilena y mandó el balón cruzado sin que el portero aleman pudiera evitarlo. Fue la locura.

México se alzaba con la victoria 3-2 y llega invicto  a la final.