sinaloa logo
baner sinaloa dossier
logo la cancha

logo con foto columnaPandito se hacía Sergio Torres Félix cuando llegó cargando una caja de polietileno conteniendo supuestos documentos de prueba de corrupción cometidos por Jesús Valdés Palazuelos, cuando éste fue presidente municipal de Culiacán (2017-2018).

            Su cara expresaba furor que le hinchaba aún más su nariz cilíndrica y achatada. Descansó el archivero junto a la silla en el segundo piso del restaurante *“El Chinchorro”* y conminó a los presentes a tomar nota de lo que expondría.

            El escenario era cubierto por reporteros – extrañamente, abundantes para un candidato a gobernador de un partido político fútil que tiene una aceptación de no más del 6 por ciento, según encuestas formales difundidas en los últimos días.

            Se esperaba que el postulante del Movimiento Ciudadano (MC) expusiera algún plan de gobierno que atrajera votantes y le permitiera ganar la gubernatura. Pero. No. El ex barrendero del Ayuntamiento adoptó su naturaleza. Barrió bazofia dejada- según él – por Jesús Valdés en el Ayuntamiento de Culiacán.

            Torres descargó una hipotética serie de pruebas de corrupción cometidas en los periodos municipales de Jesús Valdés, Álvaro Ruelas y Fernando Pucheta, en Culiacán, Ahome y Mazatlán, respectivamente. Pero, Valdés fue su blanco favorito.

            *-Tengo cartones de huevo llenos* – pronunció burlesco – *de documentos que la gente me manda sobre fraudes en el Ayuntamiento de Culiacán. Y hasta copias de un informe público de que Valdés tiene un “depa” en Miami valuado en 3 millones de pesos.*

            *-Es muy chico o muy barato* – le cuestionaron dos reporteros.

            *-Bueno, lo estamos verificando* – se escamó el candidato -, *pero, pues hijo de tigre, pintito. Ya ven que su papá (de Valdés) tiene una propiedad en Texas. Y aparte, pagan muy poco de predial de las 26 hectáreas que tienen por alá por el lado del Ranchito (en Culiacán).*

            La delación de Torres continuaba, sin que ningún comunicador le cuestionara el costo de los *“Morrines”* que instaló en la ciudad cuando fue alcalde de Culiacán (2014-2016). Ni cómo es que siendo antecesor de Valdés en ese cargo tenga tantas pruebas de corrupción, si después continuó Aarón Rivas Loaiza y éste nunca denunció o no se percató de los fraudes.

            Mucho menos interrogaron cuál fue el dispendio en la Secretaría de Pesca cuándo Torres Félix fue titular, para que recorriera casi todo el estado, entregando “apoyos” a los pescadores.

            La actitud del abanderado del MC se pareció a la del presidente perpetuo de una Asociación de Periodistas sinaloense cuando solicitó terrenos para sus agremiados. Solicitó a un reportero, una buena cantidad de periódicos viejos para rellenar un cartón y presentarlo ante el gobernador como expedientes de periodistas que solicitaban predios para construir vivienda. Pandito se hacía aquél dirigente periodístico.

            El talante del aspirante a gobernador, demostró que en las elecciones de junio próximo se repetirán las campañas sucias, perturbadoras, incendiarias y coléricas con candidatos que juegan para ganar, no para gobernar. Aparecerán varios acusados de cometer delitos, de corrupción, de fraudes y hasta de violación.

            Pero, sólo usted - atónito lector - sabrá si cae en el garlito de creer que los candidatos vienen a resolver los problemas que aquejan a la población. Allá usted si los acepta.

            (Por cierto, el video de la conferencia de prensa de Torres en Youtube, apenas tiene 30 visitas, sin ningún comentario)