sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Noticias

Huye de Sinaloa Luis Enrique Ramírez


CULIACAN, Sin. 25 agosto.- Ante el asesinato del periodista Humberto Millán Salazar, otro compañero de profesión, Luis Enrique Ramírez, con quien llevaba estrecha amistad, huye de Sinaloa "porque no existen condiciones propicias para desarrolar el periodismo que, en su legítimo derecho como lectores a ser verazmente informados, nos demandan"luisEnriqueRamirez
 
El ahora occiso Millán Salazar y Luis Enrique Ramírez, tenían estrecha amistad y relación profesional con Luis Pérez Hernández, asesinado en febrero pasado y quien fuera subsecretario de Gobierno en el periodo de Jesús Aguilar Padilla.
 
Ambos comunicadores fueron criticos mordaces de Aguilar y fueron artifices, con sus críticas periodisticas, para que Jesus Vizcarra Calderón, perdiera la gubernatura de Sinaloa, ante Mario López Valdez.
 
En su última publicación aparecida este jueves 25 de agosto en su sitio www.fuentesfidedignas.wordpress.com, el también excolumnista del periódico El Debate, Luis Enrioque Ramirez, advierte que no existen en Sinaloa las condiciones para ejercer el periodismo, por lo que opta por callar y emprender la retirada.

A continuación se reproduce parte de la columna de Luis Enrique Ramírez donde da a conocer su decisión.

“Hoy, en la víspera de que este blog cumpla su primer mes de existencia, hacemos un paréntesis en nuestro trabajo periodístico. Por primera vez, tenemos la certeza de enfrentar un peligro real de muerte y, en lugar de abundar en torno al asunto, decidimos emprender la retirada, con la esperanza de que esta ausencia sólo sea temporal.

Quizá para el momento en que usted, amigo, amiga, lea estas líneas, su servidor se encuentre ya muy lejos de Sinaloa. La razón: No existen hoy en nuestro estado condiciones propicias para desarrollar el periodismo que ustedes, en su legítimo derecho como lectores a ser verazmente informados, nos demandan.

Preferimos callar, poner distancia de por medio, y hacer lo posible por vivir. Vivir para contarlo.

Nos vamos todavía con la esperanza de que aparezca con vida nuestro hermano Humberto Millán, desaparecido desde ayer 24 de agosto, exactamente 7 meses después de aquel 24 de enero de 2011 en que apareció asesinado nuestro hermano Luis Pérez. Hermanos, claro, no por consanguinidad ni por culto religioso alguno, sino por aquella razón que explicamos en la última entrega de esta columna que se publicó en un medio impreso: el 23 de julio de 2011 en “El Debate”. Nos despedimos rememorando los primeros párrafos de aquella publicación y la cita bíblica que la acompañó:

Entonces Dios dijo a Caín: “¿Dónde está Abel tu hermano?”. Y Caín respondió: “No sé, ¿soy acaso guardián de mi hermano?”. Y Dios le dijo:”¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano”.


 Génesis 4:9-11. Esto es palabra de Dios”.