sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Peña Nieto los elogiaba; ahora los persiguen por corruptos y son del PRI

gobernadores corruptos con peñaCIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Es larga la lista de priistas que han tenido cargos importantes y están implicados en delitos graves. Por lo menos 30 militantes del PRI han sido señalados o están siendo investigados por presuntas relaciones con el crimen organizado o actos de corrupción. De éstos, 21 son exgobernadores que han incurrido en abusos de poder; cuatro de ellos –Tomás Yarrington, Andrés Granier, Mario Villanueva y Jesús Reyna– están en la cárcel y dos más –Humberto Moreira y Rodrigo Medina– lo estuvieron.

 

Y el descrédito causado por estos casos ha tenido un impacto negativo en el PRI, pues en las elecciones de 2016 perdió siete de 12 gubernaturas.

Pero el asunto no acaba ahí: escala hasta el presidente Enrique Peña Nieto, con el tema de la Casa Blanca, y el líder del PRI, Enrique Ochoa Reza, cuestionado por negocios de transporte, posesión de obras de arte y una riqueza de millones de dólares que, asegura, es producto de sus años de trabajo como funcionario.

 Gobernadores del PRI

En 2012, cuando era candidato a la Presidencia, Enrique Peña Nieto aseguró que había una nueva generación de políticos que eran el futuro del partido. “Pongo nombres. Los gobernadores de la gran mayoría de las entidades son jóvenes actores de la nueva generación política: el gobernador de Quintana Roo, Beto Borge; el gobernador de Veracruz, Javier Duarte; César Duarte, gobernador de Chihuahua.; el gobernador de Campeche (Fernando Ortega Bernés). Todos son parte de una generación nueva, que han sido parte de la renovación del partido”, dijo en entrevista con Televisa.

Un lustro después, tres de esos personajes tienen abiertas averiguaciones en la Procuraduría General de la República (PGR) por presunto desvío de recursos y presumibles vínculos con la delincuencia organizada. Los tres están prófugos.

En noviembre de 2015, al anunciar la apertura de ese partido a las candidaturas independientes, Manlio Fabio Beltrones, como presidente del PRI, advirtió de la necesidad de cuidarse de la infiltración del crimen organizado y propuso blindajes para investigar a todos los candidatos.