sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

El PRI auspicia su derrota y se asila en plurominales

Hace más de un año, Enrique Ochoa Reza proponía la eliminación de legisladores plurinominales. Ahora, cuando el galeón del PRI va a la deriva, el dirigente nacional de ese partido, impúdico, cínico y sinvergüenza, olvida su propuesta y se enlista en primer lugar como candidato a diputado federal por esa representación electoral.

            -¡Habrase visto, semejante desfachatez! expresan no pocos militantes genuinos del Partido Revolucionario Institucional, al conocer la lista de candidatos Plurinominales de las cinco circunscripciones en el país.

            -¡Ni credencial tenía, cuando asumió la dirigencia del partido! – dicen los dolidos y marginados de las postulaciones.

            -Se están protegiendo los itamitas, porque perciben la derrota de (José Antonio) Meade – infieren otros.

            Y es que recordemos aquel 30 de enero de 2017 cuando el flamante dirigente del PRI, Enrique Ochoa cuestionaba en el Congreso de la Unión la existencia de legisladores plurinominales porque “representan un gasto de 2 mil millones de pesos anuales”, a las finanzas públicas de las Cámaras de Diputados y de Senadores.

            Y más recientemente - el 25 de septiembre de 2017 -, contrito y afligido, Ochoa reiteró su propuesta con mayor argumentación: “ahorrar recursos para destinarlos a la reparación de daños y consecuencias que dejó el terremoto del 19 de septiembre de 2017” (seis millones, de damnificados, cuando menos).

Generoso, benévolo y altruista, el dirigente del tricolor presentó en el Instituto Nacional Electoral (INE), un oficio en el que anunciaba su renuncia a 248 millones de pesos para destinarlos a los damnificados del 7 y 19 de septiembre de 2017.

Y allí propuso una reforma constitucional para eliminar las posiciones plurinominales en el Congreso de la Unión, para las elecciones federales de 2018; pero, esta vez fue más preciso: que se eliminaran 200 diputados federales y 64 senadores plurinominales. Es decir CERO PLURINOMINALES. Porque eso representaría un ahorro de 11 mil 600 millones de pesos.

Ahora, que cada vez se ve más cercano el fracaso del candidato presidencial José Antonio Meade, sus aliados, los itamitas (egresados del Instituto Tecnológico Autónomo de México) agandallan las candidaturas plurinominales, para no hacer campaña electoral y asegurarse una curul o un escaño que les represente un futuro económico y político por tres y seis años, respectivamente.

Pero, no sólo aseguran la prebenda legislativa, sino que preparan un equipo de contrapeso al Poder Ejecutivo que se presagia asuma Andrés Manuel López Obrador a partir del 1 de diciembre de este 2018.

Por ello, la lista de candidatos plurinominales, la suministran con elementos del Grupo del Estado de México, afines a Enrique Peña Nieto y a José Antonio Meade.

Allí destacan, para senadores: Claudia Ruiz Massieu, sobrina de Carlos Salinas de Gortari e hija del malogrado José Francisco Ruiz Massieu. El vetusto Carlos Aceves del Olmo, de 77 años de edad, dirigente de lo que queda del sindicato de la CTM. Vanessa Rubio, ex subsecretaria de Hacienda y fiel escudera de José Antonio Meade. Beatriz Paredes Rangel, de 64 años, ex gobernadora de Tlaxcala y ex dirigente del PRI. Eruviel Ávila, ex gobernador del estado de México, Miguel Ángel Osorio Chong, ex gobernador de Hidalgo. Pablo Gamboa Miner, hijo de Emilio Gamboa Patrón, ex secretario particular de Carlos Salinas, Carolina Viggiano, esposa de Rubén Moreira, ex gobernador de Coahuila, entre otros.

Por lo que respecta a los candidatos a diputados federales plurinominales. La lista la encabeza Enrique Ochoa Reza, quien ni credencial del PRI tenía – según dicen muchos priistas -, y del quien ya mejor ni hablar. Ana Lilia Herrera, ligada al Grupo de EDOMEX y a Emilio Gamboa Patrón. Luis Enrique Miranda, compadre de Peña Nieto y operador de estrategias electorales del Grupo Atlacomulco. Marcela Velasco González, colaboradora financiera de Mikel Arriola. Ximena Puente de la Mora, ex comisionada del IFAI. Ernesto Nemer Álvarez, ex colaborador de Alfredo del Mazo Maza. Alfredo Villegas Arreola, ex diputado federal por el DF y Sinaloa, enquistado desde hace años en la FSTSE. Ivonne Álvarez, ex candidata fallida al gobierno de Nuevo León. Rubén Moreira, de quien ya hablamos, ex gobernador de Coahuila y rematan con el vetusto Augusto Gómez Villanueva, de casi 90 años de edad, ex secretario de la Reforma Agraria.

En el abandono quedó la propuesta de Ochoa Reza de CERO PLURINOMINALES, ahora lo más importante es rescatar algo de lo que podrían perder.

Como dijo Ricardo Anaya, esas listas de plurinominales parecen el Arca de Noé, porque presienten el diluvio que viene.