sinaloa-logo   baner sinaloa dossier  logo-la-cancha
  

Carlos Velázquez Martínez

Inútiles e ineptos los que se fueron o los que regresaron

NUEVOS SECRETARIOSA ver conmovidos lectores:

¿Cómo se debe interpretar que los diputados que buscaron la reelección y perdieron en las urnas regresen a sus curules?

O que alcaldes que no refrendaron triunfos electorales, sean promovidos a un cargo público en el Gobierno de Quirino Ordaz Coppel?

Son premios de consolación o es la interpretación del cinismo, la procacidad y la insolencia que aún le queda al Partido revolucionario Institucional (PRI)?

O es que de plano no entendieron el mensaje que mandaron los cientos de miles de ciudadanos al depositar un voto en contra de todo lo que huela a PRI.

Los diputados que retornaron a su curul en el Congreso del Estado, argumentan que lo hicieron dizque porque “quieren concluir las gestiones que dejaron pendientes como legisladores” “que porque ellos (como propietarios de la diputación) hicieron méritos en campaña y tienen más derecho a la curul, que los suplentes”.

O sea, que ¿los suplentes son unos ineptos y oportunistas?

En el caso de los funcionarios del Gobierno estatal, los que fueron retirados a cambio de los candidatos fracasados, indica que ¿no hicieron bien su labor en las secretarías de Agricultura, en Salud y Desarrollo Sustentable en los 16 meses que estuvieron en el cargo?

¿Qué pensarán ahora los legisladores suplentes? ¿Seguirán participando en los mismos partidos políticos que les dieron una oportunidad de darse a conocer? O se mudarán a otros partidos que están en auge, aprovechando la coyuntura de la inconformidad y el hartazgo ciudadano que campea en el país?

Los funcionarios que fueron echados olímpicamente de la administración quirinista, ¿se deben ir etiquetados como inútiles?

O será cierto que alguno de ellos promovieron el voto entre sus empleados a favor de ya sabes quién, y por ello se cumplieron las amenazas de un sub secretario de Gobierno de despedir a los que votará en contra del tricolor?

Los ciudadanos responderán en la próxima elección.

Esperemos no les falle la memoria.